Escaleras

Home  /  Escaleras

Una escalera se define como la composición creada para linkear dos escenarios a diferentes alturas.

La escalera se considera uno de los elementos arquitectónicos más antiguos, se les utilizo desde las pequeñas cabañas sobre pilotes hasta las considerables pirámides escalonadas mayas y hoy en día las escaleras siguen teniendo igual consideración en toda creación.

Las partes de una escalera son las siguientes:

Escalón: está compuesto por la huella y la contrahuella, y en algunas ocasiones por el voladizo.
Huella: parte donde apoyamos los pies cuando ascendemos o bajamos.
• La contrahuella es la parte perpendicular que va a la huella.
Voladizo: es la parte chiquita de la huella que se destaca de ella y “vuela” sobre la huella que está debajo.
• El descansillo es la zona sin escalones usada por lo general para juntar tramos diferentes de las escaleras.
Baranda: son las columnillas verticales que afirman al pasamanos.
Pasamanos: es la parte de la barandilla que usamos para sujetarnos al subir o bajar. Puede estar colocado sobre pequeñas columnillas o en la misma pared.
• El arranque y desembarco no son más que los escalones iníciales y finales de la escalera.

Consejos para crear buenas escaleras:

• La altura de la contrahuella no debe ser inferior a 15 cm ni mayor a 20cm.
• La medida de la huella debe estar alrededor de los 28 cm.
• El pasamanos debe situarse a 83 centímetros del suelo.
• La anchura de una escalera no debe ser menos de 65 centímetros.
• La altura desde cada peldaño a su correspondiente tramo de techo, no debe ser inferior a 215 cm para evadir golpes.
• Un tramo de escalera recto no debe tener bastante más de 15 peldaños seguidos.
• En la situacion de las escaleras de caracol, el diámetro mínimo debe ser de 150cm.
• El descansillo debe estar entregado al resto de la escalera, para ofrecer continuidad a la misma.